Follow by Email

27.5.17

Te dije que no montaras nada.


Lo he repetido infinidad de veces por escrito y oralmente, Tailandia no es un país para "montar algo". Algunos hacen caso y se limitan a gozr plenamente del país. Otros, en cambio, insisten en "montar algo"(sinónimo de bar o restaurante) "Los demás no tienen ni idea y de cocina sé más que nadie".

 
 Pero lo que np saben es que hay otros que saben que en Tailandia para abrir una botella hacen falta dos, uno que sujete la botella y otro, con estudios, que maneje el descorchador, y eso es mlas importante que saber hacer una estupenda paaella. "Con poco me basta"  es otra frase muy trillada entre los que quieren "montar algo", a ti sí pero a los thais no. Hay facturas, nóminas e impuestos varios.

 

Treinta años dan para ver muchos baatacazos d toda índole. Muchos se han preguntdo po qué no hay un restaurante español (salvo una excepción qe no vino "a montr algo"), la historia nos dice qu ha habido muchos y el que mejor ha funcionado lo ha montado un británico.

 
En el foro Rumbo Tailandia, publico una lista de las bajas que ha habido durante los últimos años AQUÍ tenéis la lista.

Ser propietario de un negocio en Siam no significa que vas a poder vivir, siquiera modestamente, sin problemas y disfrutando de los placeres que ofrece el país al turista habitual. Además, en cada barrio hay unos señores que se preocuparán por tu negocio y te lo harán saber.

Un dato a tener muy en cuenta, y que a muchos se les escapa, es que nunca serás dueño de tu propio negocio. Siempre habrá un tailandés, lo conozcas o no, propietario de un mínimo del 51% Es la Ley, no hay más vueltas que darle aunque ciertos abogados o "gestores" te dirán que conocen una manera para que seas el amo y señor de tu negocio. No olvides que en todos los casos, los extranjeros SIEMPRE pierde.
 
Lo más recomendable resulta trabajar y ahorrar en tu propio país y marcharte las veces que quieras o puedas al País de la sonrisa. Tu percepción seguirá siendo agradable y te evitarás desagradables sorpresas.
 

24.5.17

La muerte tenía un precio

La reciente y merecida condena a muerte a la que ha sido condenado el catalán Artur Segarra Princep, nos trae a la memoria la serie de españoles que siguen difrutando de forma obligada de la hospitalidad siamesa. Vamos a hacer un repaso de los connacionales que se encuenran en dicha situación.

La más "célebre" es María Nieves García Alcaraz  de 59 años y originaria del pueblo de Torraba, tuvo la ocurrencia de transportar metanfetaminas desde África a Asia, y la pillaron en el aeropuerto de Bangkok.

 
Sin embargo, no es la única encarcelada por cuestión de estupefacientes. Hay un par de chavales más, y no tan chavales que se pasan unos años en el País de la Sonrisa con todos los gastos pagados.  Recuerdo hace un año, un par de chiquillas malcriadas fueron detenidas y encarceladas por robar productos cosméticos en el Duty Free del aeropuerto, algo más frecuente de lo que imaginamos. Es que nuestros connacionales son MUUUU TONTOS.

Camboya también tiene su historia de presos españoles. Se conoció el país por ser donde Artur Segarra fue capturado y donde Angelina Jolie se hace los tatuajes. En una de sus cárceles, que están al nivel de las Tailandesas, encontramos a un español envuelto en la muerte de un británico que era adicto a la heroína y que un día se pasó. El problema es que el español era amigo y compartía habitación con el fiambre y con todo eso como prueba, lo acusaron de asesinto.
 

La lista no es tan larga commo la de otras nacionalidades, pero hsta finales de los 90 eran legión, hasta que el Rey quiso hacer un favor y repatrió de golpe a 33 españoles a cambio de unos cuantos asiáticos, Un avión fletado para la ocasión los trajo a Madrid para que cumplieran teóricamente el resto de su condena.
¿Quién no se acuerda de Yolanda Ming? Mujer de apellido chino pero originari de Cataluña. La lucha desenfrenad de su padre dio sus frutos y tras cinco años regresó a España.
 

Por regla general, el 90 % d los condenados extranjeros lo son por asuntos relacionados con las dogas, aquí, si tienes, traficas, el invento buenrrollista de "para consumo propio", no cuela por estos lares.

Siempre hay y habrá españoles en el sistema penitenciario tailandés. Lo que me asombra es que cuando salen, son recibidos commo héroes en lugar de delincuentes que es lo que son.





17.5.17

Tuol Sleng

Hace ya muchos años, vine por primera vez a Camboya. El país no estaba preparado para nada, ni para recibir turistas ni mucho menos atenderlos en lo más básico. Sin embargo, me encantó. Los"turistas" de la época teníamos poco que elegir. Una de las visitas era a la prisión de Tuol Sleng, un verdadero centro de exterminio que utilizaron los comunistas que dominaban la capital.

 

Lo cierto es que volví ayer por hacer algo y me sorprendió muy gratamente. Antes no había casi nada que ver ni entender. Ahora, te proporcionan auriculares con las explicaciones en el idioma que quieras. Sí, en español también. Una grabación hecha por alguna empresa que abusa de farangs en Tailandia para realizar grabaciones de cualquier tipo y le dan al farang 4 chavos. Yo he participado y lo conozco bien.
A lo que íbamos, la cárcel de Tuol Sleng, también conocida como S21, es de obligada visita, aunque ciertamente impacte. 
Lo recomiendo en particular a los podemitas para que vean cual es el resultado de cuatro estudiantes con niveel que alcanzan el poder.
 

3.5.17

NO a la corrupción de pegatina.

Desde el pasado año vengo observando, repartidos unos adhesivos que pretenden influir positivamente en todo el que allí trabaja.
 

Es notable la infantilidad que rodea el mensaje, y no digamos ya el dibujo. Si vas al baño, ahí está la pegatina, si entras en la sala de deuncias, ahí está la voz de la consciencia. 
Nos tememos que con soluciones de este tipo, no vamos a llegar a ningún lado.