Follow by Email

24.7.17

Mendigos en avión

De un tiempo a esta parte se han ido popularizando los "beg-packers", una especie de pedigueños ambulantes que se costean su periplo pidiendo dinero a los pasantes. La polémica ya ha saltado a las redes sociales, donde han suscitado opiniones encontradas.

Nadie sensato se marcha de viaje sin un chavo en el bolsillo, no ya por las necesidades más inmediatas sino por los gastos inesperados que pueden surgir en cualquier momento. Sin embargo, de un tiempo a esta parte se he desarrollado un extraño "fenómeno" que no responde a ninguna lógica.



Y todos nos preguntamos por qué esta gente no se queda en su país para ser atendido por los servicios sociales. Lo que uno siente es verguenza ajena, nos dejan a los occidentales a la altura del betún. Estas personas se salen de los esquemas mentales que tiene la población autóctona. ¿Un mendigo blanco? Eso no entra en la cabeza de nadie.


Pero muchos van equivocados, porque no en todo el mundo se respetan los derechos humanos y la xenofobia está muy presente. No todos los países son como España donde se acude al rescate de los más desfavorecidos y se les da cama y comida. En Tailandia, con suerte, te dan un billete de vuelta a casa, después de pasar por un calvario que no deseo a nadie.


Tailandia no es un país donde puedes ir hacciendo trabajitos para ir sufragando el viaje. Es un lugar para ir con dinero y gastarlo con alegría Para jugar a ser pobres es máqqs recomendable España que una dictadura militar ¿No?







8.7.17

¡ No vengas a Tailandia!

Como dice el inestimable Luís Garrido-Julve en su página web Bangkok bizarro, soy uno de esos " necios que, teclado en mano, van por ahí diciéndole a todo el que mudarse a Tailandia es un error. Que no se puede y solo lo logran unos pocos con suerte.". Gran razón tiene, sin duda, pero probablemente él no se haya encontrado gente en comisaría diciéndole "por favor sácame de aquí, no puedo más".

La primera y obvia cuestión que se planteará el lector es qué hago yo aquí si desaconsejo venir a vivir. Un cúmulo de circunstancias familiares hicieron que me viera ligado al país y por otra parte, lo más importante, dispongo de los medios y facilidades suficientes para vivir cómodamente.

 Esto es lo que importa y lo demás son tonterías.

El primer problema con el que se encuentra el neófito es el tiempo. Tienes 30 días para instalarte y ponerte a trabajar legalmente. Si hablamos de hacer de telefonista de "call Center" por 300 euros al mes, ya hablamos de estar al margeen de la Ley, y en Tailandia no es muy recomendable.
Hay gente que tiene "amigos" que trabajan dando clase o haciendo de buzo, también ilegales. Los que consiguen poner medio pie enb el país se ven obligados a salir cada 90 días máximo.
Si en España no encuentras trabajo, mucho menos lo encontrarás a 10.000 kilómetros, aunque un amigo te haya contado películas. Muchos son los fraudes que rodean a la posibilidad de trabajar en Tailandia, desde los falsos visados por internet hasta el simple engaño de un puesto que no existe.
Sin este papel, eres ilegal.

Siuno tiene cierta edad, más de 50, puede olvidarse de trabajar, más que nada porque en Tailandia ya eres viejo. Y como tal, puedes optar al visado de jubilado pero para eso hay que tener dinero en el banco, más exactamente 800.000 bahts que provengan del extranjero.
Si tu idea de vivir en Tailandia es hacer paellas en la calle, ya es tarde, ya hay uno.

Estos son los problemas burocráticos, pero para la vida cotidiana, te vas a encontrar que no puedes comunicarte, la inmensa mayoría no habla inglés, igual que la mayoría de españoles. Vas a una parada de autobús y no puedes preguntar nada.
En el tema sanitario no te cubre ningún seguro de viaje y debes acudir a la sanidad privada, no a la Embajada a mendigar. Te quedas enfermo y en casa o sueltas billetes para que te curen.

Tailandia no es país para pobres. Poco importa que seas muy trabajador, en Tailandia no te labrarás ningún futuro, con suerte sobrevivirás el presente. No hay que tener suerte para vivir en Tailandia, todo es más prosaico, hay que tener pasta y punto, así de sencillo.




3.7.17

¿Quieres ir a koh Tao?

Ha querido el destino, siempre caprichoso, que la bonita isla tropical de koh Tao saltara a las primeras páginas de los diarios de todo el mundo por hechos ciertamente luctuosos y que llaman la atención por su frecuencia. La última víctima ha sido una joven mochilera belga de 30 años, elise Dallemagne, encontrada en plena selva medio devorada por los lagartos salvajes de la isla. Como es habitual, la Policía dictamina suicidio porque les resulta más cómodo, como en el caso del ciudadano francés que apareció en su bungalow colgado y con la manos atadas a la espalda.
Pasaporte de la joven belga colgada y devorada por lagartos salvajes.


Pero el caso que puso koh Tao fue la violación y brutal asesinato de una pareja de británicos que dejó estupefacta a la sociedad británica y puso en un gran compromiso a las autoridades tailandesas reputadas por su incompetencia. Dado que para la Policía tailandesa, no es posible que un connacional cometa un crimen y menos si éste es miembro de una reputada familia.



La muerte de Luke la atribuyerona un simple ahogamiento porque lo encontraron flotando en la piscina de un hotel también en Sairee Beach. Ellos mismos ven que tanto suicidio no resulta ya creible para nadie. Como  sucedió en el caso de la joven Christina Annesley de 23 años que fue encontrada muerta en su cama. En este caso fueron más imaginativos y lo atribuyeron todo a una mezcla de antibióticos y alcohol porque la joven sufría un dolor pectoral.


En cualquier caso, parece que la ínsula haya sido objeto de una maldición porque tanta muerte en extrañas circunstancis en tan poco tiempo, da qué pensar. No es sin duda el lugar donde te puede dar una profunda depresión que te conduzca al suicidio.
Las autoridades británicas, las más afectadas han pedido explicaciones, pero el que tenía que darlas se ha suicidado...