Follow by Email

21.7.14

Los fanboys frente a las nuevas leyes de inmigración






Estudiemos de cerca el fenómeno FANBOY (FANGIRL) en Tailandia, porque es algo realmente fascinante, sobre todo para los que llevamos cerca de tres décadas pululando por tierras siamesas.




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Los fanboys bajo la lupa"]fanboyes bajo la lupa tailandia rumbo destino[/caption]



La primera característica es la exaltación hasta límites insospechados de una nación que no es la suya (por lo tanto nos les protege ni ayuda en nada) aceptando incluso situaciones que en su propio país no tolerarían ni remotamente (trabajar sin seguro, cobrar sueldos “quinientoeuristas”, nula protección laboral, ausencia de sindicatos pra extranjeros, en resumen, ningún tipo de organización que pueda prestarte ayuda en caso de conflicto).




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="El complemento del fanboy: sus nongs"]el fanboy con sus chicas[/caption]



Hasta la fecha, los fanboys han vivido contraviniendo la legalidad el país que adoran y ponen siempre como ejemplo de lo que debería ser el mundo. Sin embargo, ahora se encuentran con un “pequeño” problema. El país que veneran ha puesto en marcha su maquinaria legal y está invitando a todos los que no tengan los papeles en regla (profesores, buzos, guías, transferistas de aeropuerto, telefonistas de “call center”, etc.) a abandonar el país. ¿Cómo es posible que “Perfectolandia”, el país de las sonrisas, donde la gente nace y muere buena, donde la maldad sólo puede provenir del exterior (¡Malditos blancos!), les está diciendo que se vayan, que no son gratos en el país, que el único blanco bueno es el que tiene dinero y se lo gasta en su país?




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Ya no se podrá vivir de gorra"]vivir de gorra tailandia[/caption]



¡Recórcholis! Tailandia no quiere saber nada de sus fieles y sumisos adoradores, pregoneros de su bondad, adalides de su excelencia. Va a resultar que sus países de origen son mejores en muchos sentidos, los sentidos más prácticos de la vida. ¡NO! ¡Es algo inaceptable!




Si ahora hay un gobierno fascista, militar o como se le quiera llamar, eso es bueno. El fanboy tiene la ideología política que más convenga a Tailandia. Para los fanboys la democracia es lo que ha llevado a nuestros países al fracaso, y la prueba que esgrimen es Tailandia, donde tres cuartos de la población aplauden el golpe de estado y apoyan un gobierno militar.




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Muchos conocen poco o nada de Tailandia"]adictos a Pttaya[/caption]



Los fanboys se escudan detrás de la consabida frase (que ya ha pronunciado Frank de Jungla) “Tailandia está lleno de gente buena, admirable y que siempre sonríe”. ¡Pues claro que son buenos y sonríen! Y desde que hay un gobierno militar que les ha quitado el dolor de cabeza, pues más, pero tienen valores fascistas, cosa que no les reprochamos, pero que queremos que conste en acta.




El fanboy vive engañado, pero no son los tailandeses que lo engañan, son ellos mismos. Les ayuda sobremanera vivir en una burbuja, ya sea una isla o un círculo de amigos farangs. No leen la prensa, no ven las noticias, no escuchan la radio, ni saben absolutamente nada de la realidad del país que los tiene embobados. Ahí está la magia de Tailandia: el idioma. No te enteras de nada, y eres feliz. Si nosotros no supiéramos español y viviéramos en las mismas condiciones, España sería algo más que cojonuda. Tendría las mismas ventajas que Tailandia, y además en un país desarrollado. Todo un chollo.




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Todos queremos Tailandia, pero hay límites"]amamos Tailandia[/caption]



¡Fanboys, despertad! Si no tenéis medios económicos suficientes, pronto os darán la patada en el trasero porque, en general, no tenéis un duro y vivís con lo que os llega de España. Tailandia quiere gente con dinero de verdad, los que se gastan alegremente 60.000 bahts al mes, como mínimo, no los que subsisten, a duras penas, con 30.000 ฿, mediante visados de turista o estudiante.




¿Cómo os sentís ahora queridos fanboys? ¿Les daréis las gracias, haciendo un wai,  a los agentes de inmigración que os acompañen hasta la puerta de embarque? ¿Os ireis pensando: “En realidad los tailandeses no son así, ellos son buenos pero sus leyes les obligan a echarnos a LA PUTA CALLE”?




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Tierra mítica, lugar de ensueño"]tierra mítica[/caption]



Basta ya de llevarnos a engaños. Tailandia es un país fantástico, maravilloso, de los mejores del mundo, a una condición: CON PASTA contante y sonante. Los países que acogen a pobretones y los acogen dándoles cobijo y alimentos, son los países ricos como España. Tailandia no quiere pobretones desencantados de sus países, votantes de Podemos que se creen que todo está bien menos España. En Tailandia se parten el pecho cuando les contamos lo que hacemos con la gente que entra ilegalmente en nuestro país. Sí, Disneythai es así.




[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Otro factor que atrae a mucho fanboy"]un imán para fanboys[/caption]



El fanboy deja el raciocinio una vez pasado el control de pasaportes. La realidad que lo rodea se transforma, de repente, todo tailandés que se cruza, le sonríe.


Curiosamente, una parte significativa de los fanboys más acérrimos no vive en Tailandia. Residen cómodamente en sus países con todas las garantías sociales y comodidades de las que carecerían en su paraíso, Paraíso Tailandia. También es probable que en su democrático país voten a un partido que en su fantaseado país estaría prohibido.




Ahora nos falta saber cómo reaccionarán cuando les denieguen la entrada en Tailandia.