Follow by Email

11.3.10

Un día en comisaría

Hace ya un tiempo que la vida me brindó la posibilidad de trabajar en una comisaría en Bangkok. Ni corto ni perezoso, ahí me presenté. Tras una extensa explicación por parte del responsable, me dispuse a tomar posesión de mi puesto. Ahí empezó la diversión. No era un trabajo nuevo, puesto que en España, mi jefe en última instancia, se llama Rubalcaba.



Dejando al margen lo que pueden ser los aspectos negativos de trabajar en una comisaría de cualquier parte del mundo (atender y consolar a víctimas, consolar a personas en momentos difíciles, etc.), prefiero comentar las anécdotas más llamativas y/o graciosas que me han sucedido en los últimos tiempos.

Tal y como es de esperar en uno de los distritos con más prostitución enfocada al turismo, la mayoría de casos llamativos, tienen relación con el instinto más básico del ser humano. Claro que como se suele decir: la realidad supera en muchas ocasiones a la ficción.



Sin ir más lejos, uno de los casos más recientes que registramos en el archivo, es el de un hombre occidental que vino a denunciar el robo de sus objetos personales por parte de unos “katoeys” (travestis) en un hotel de Bangkok. El caso no habría llamado la atención, y habría pasado a sumar un número más en el archivo, si no hubiera sido porque el hombre en cuestión vino acompañado de su mujer. ¡¿Quién va a una comisaría a denunciar que ha sido objeto de robo en un hotel por parte de dos travestís acompañado por su mujer?! ¿Le podía más la vergüenza de no hablar el idioma que asumir que se había ido con unos travestís de parranda dejando a su mujer en casa? ¿Espero la mujer a que se pusiera la denuncia para darle la paliza al marido? Y luego me pregunta la gente por qué les hacemos repetir las cosas en comisaría.



Siguiendo en la misma línea, apareció el otro día en comisaría, un sujeto italiano que no podía acercarse a una llama por el peligro que suponía que la combustión empezara en cualquier momento, dado el alcohol que desprendía por todos sus poros. Por su estado, sólo era capaz de repetir una frase. “Que detengan a la puta que me lo ha robado todo”. No había forma de sacarle dato alguno. Sólo quería que detuviéramos a la puta. Y claro, en una ciudad de 14 millones de habitantes, encontrar a 1 puta que le ha robado, sin más datos, resulta algo harto imposible. El asunto se resolvió con 100 bahts (2 euros) y un taxi que le llevó de vuelta a su hotel para que durmiera la mona. No volvió a aparecer. Supongo que por vergüenza.



Me llama sobremanera la atención la cantidad de casos de extranjeros objeto de robo por parte de profesionales del sexo. No por el hecho de que estas aves nocturnas busquen a su presa más fácil, sino por lo tonto que puede llegar a ser un hombre cuando huele a “chumino” (o lo que se supone que debería ser “chumino”).


Las denuncias por asuntos comerciales ocupan, a no mucha distancia, el segundo lugar en denuncias por parte de extranjeros (dejando de lado las sustracciones y robos con violencia, que no comento por no tener un ápice de gracia). Recuerdo a una nipona que acudió alarmada a las dependencias policiales porque había sido agredida con una calculadora en un comercio durante un regateo. Realmente, creo que en muchas ocasiones, los idiomas son un invento del diablo, excepto para los que vivimos de ellos. Más que nada por los desentendidos que se producen, y que pueden llevar a situaciones desagradables como el de la nipona agredida por una Casio.

No hace mucho vino una pareja de individuos muy alterados. Uno era un turista italiano, y el otro el vendedor de un puesto del mercado de Suan Lum. La cuestión es que el comerciante le reclamaba al visitante el importe de una bolsa supuestamente de cuero, y éste se negaba en rotundo, algo lógico si vemos lo chamuscado que estaba el complemento objeto de la disputa. Para entender la génesis de todo el asunto, hay que explicar que es práctica común por parte de los vendedores hacer delante del cliente “la prueba del mechero”, consistente en pasar un mechero por todo el bolso, en este caso, para que el potencial comprador vea por sus propios ojos de que se trata de auténtico cuero, y no de una falsificación. El problema residía en que la prueba no salió como era de esperar, y el bolso se tornó en antorcha. A pesar de todo el hombre quería su dinero. En el informe se señaló como dato importante que el mechero era del propio comerciante, no se fuera a pensar nadie que el turista llevaba consigo un mechero “trucado” con la facultad de quemar cuero auténtico. El italiano no pasó por el aro.



Está visto que los italianos tienen cierta tendencia a pasar por comisaría. En este caso, una pareja vino acompañada de los responsables de seguridad de unos grandes almacenes acusados de robar un secador de pelo. Es bastante común encontrarse con gente que fuera de su país hace cosas que no acostumbra a hacer en el suyo, y este parece ser el caso. La cuestión es que la pareja no entendía a qué venía tanto follón. Según ellos habían pagado todo lo que se llevaban, pero según los vendedores del establecimiento, entre los objetos que se llevaban al hotel, había un secador de pelo que no había pasado por caja. Ellos, muy indignados, pagaron el objeto en cuestión, y se atribuyó todo a un problema idiomático. ¡Viva la diplomacia!

El caso que más me ha sorprendido este mes, es el de un hindú que vino muy alarmado a la comisaría para denunciar que le habían hipnotizado, y posteriormente robado, claro. Curiosamente hacía dos días que había visionado un episodio de CSI Las Vegas en el que se trataba un caso similar. El hindú no podía haber visto el mismo episodio porque el mío estaba bajado de internet. De todas formas me llamó la atención la sincronicidad de los hechos. Estas cosas pensaba que sólo pasaban en las películas, pero observo día a día que es bien cierto que la realidad supera a la ficción con creces.
Lo cierto es que ya sabemos en la comisaría que la gente se inventa los disparates más grandes con tal de esconder un hecho vergonzoso, engañar a un seguro, buscar una coartada ante la pareja, etc.



He observado con el tiempo la influencia negativa que tienen numerosas series de televisión sobre la población en general, y los jóvenes en particular. Me explico. Hace menos de 48 horas, vino un grupito de jóvenes chinos pijos (sí, hasta los pijos han podido con el país de la Gran Muralla) a denunciar la pérdida de una cartera que contenía una tarjeta visa y poco más de 1000 bahts (unos 20 euros). Gracias a un guardia de seguridad del recinto habían logrado averiguar que un taxista había recogido la mencionada cartera y se la había llevado. Dicho guardia había logrado apuntar cuatro números de la licencia (que en Tailandia está en números grandes pegados en el cristal posterior del vehículo, algo prohibido en Europa). El grupo de jóvenes, influidos por Hollywood, nos pedían que con esos cuatro números localizáramos al taxista en cuestión. De poco servían mis explicaciones respecto al hecho de que en Bangkok hay alrededor de 100.000 taxis, y sin dos letras adicionales del alfabeto thai, que tiene 44 consonantes, era imposible localizar a nadie. Dada la insistencia de los chinos, y mi paciencia que es inversamente proporcional a los años que cumplo, no me quedó más remedio que decirles del mejor modo posible, aunque algo airado, que: “la localización de vehículos instantánea y las pruebas de ADN en 5 minutos siguen siendo patrimonio de los CSI, y que al mundo real todavía no han llegado”. Una vez sacado el genio latino, los asiáticos agradecieron la colaboración que amablemente prestamos durante casi una hora para cancelar la tarjeta VISA, dieron media vuelta y emprendieron el regreso al hotel. Sin embargo, la principal damnificada todavía tuvo fuerzas para dirigirse de nuevo a mí y decirme algo llorosa: “Es que era Christian Dior …”. “Lo siento, pero Christian Dior todavía no incorpora GPS en sus carteras” tuve que decir respirando profundamente para no levantarme y sacarla a gorrazos de la comisaría. Para trabajar en una comisaría, se impone mucha paciencia antes que mucha valentía.

23 comentarios:

jurjur dijo...

muy entretenido, gracias

Tirofijo dijo...

No está mal esa diana pero tienes que practicar un poco más. Muchos tiros fuera del negro para ser de un 22. La cosa debería estar más agrupada porque cuando cojas un 38 o un 9 mm se te van a ir todos fuera, por no hablar de un 45.

HerrPeter dijo...

Sin duda, me hace falta mucha práctica. Pero mi función no es disparar, aunque soy un amante de las armas. Sólo pretendo raber un poco en cso de necesidad.

wynken dijo...

me he partido el culo,gracias

Jesús dijo...

Interesante ocupación esta que te has buscado por tierras siamesas, sin duda ideal para aprovechar tus servicios de traductor en beneficio de los turistones.
¿En que zona de Bangkok está tu comisaría?.
Por cierto, ya que estás en una comisaría, quizás dispongas de alguna estadística de sucesos, que nos pudiera ilustrar acerca de la criminalidad en Bangkok, siempre y cuando no te comprometa o te genere un marrón.
Mi mujer que es muy aficionada a los “sucesos” me cuenta muchos casos, pero de estadísticas nada.
Hay una cosa curiosa que mucha gente desconoce y es el número de farangs que palman en el país de la sonrisa. Solamente en Pattaya cae alguno todas las semanas, (Este dato lo he deducido yo contando los finados, pero carece de rigor). Se me ocurren varios motivos por los que pudiera suceder esto:
Por muerte natural:
¡Es que hay muchos viejos farang! Y eso aumenta el efecto.
Por suicidio:
En esta modalidad, por lo visto debe estar de moda que los viejos farang se suiciden tirándose de los edificios altos estrellándose en el duro suelo. Alguien podría pensar que en realidad no se tiran ellos, si no que quien les tira es el joven tailandés amante de su novia tailandesa. ¡Es solo una suposición!
Por accidentes:
En un gran hospital de Pattaya en el que estuve con mi mujer un par de horas en agosto del 2008, tuve ocasión de ver una auténtica “romería” de farangs accidentados.
¿Tendrá algo que ver eso, con los coches que nunca paran cuando pasa un peatón, los obstáculos de todo tipo en mitad de las aceras, los cables eléctricos rozándote la cabeza y no digamos cuando llueve?, ¡por mencionar algún peligro!
Por Asesinatos y/o homicidios:
Los periódicos thais están llenos de esos sucesos.

No se si se publican estadísticas acerca de este asunto, pero sería interesante verlas.

¡Cuídate mucho!

Sidius dijo...

Buenas compañero, estoy totalmente de acuerdo al decir de que la realidad supera la ficcion y ademas ¡¡¡por goleada!!!
Trabajo en Barcelona y es increible la de cosas que llegan a suceder, aqui, desgraciadamente vamos a peor y no hay sintomas de mejora, ya que el delincuente ha conseguido unos derechos (muchas veces no merecidos) que sin embargo no tienen las victimas.
Aunque creo que has puesto anecdotas bastante "light" ya que estoy seguro que has vivido muchas mas "hard".
Pero, es lo bueno y lo malo de esta profesion, que "es diferente" y eso a veces es de agradecer ya que tienes la oportunidad de vivir experiencias que de otra manera no se viviria y tambien a veces ser "un incomprendido" y tener que aguantar muchas mierdas que no se tendrian por que aguantar.
Aleeeee, un saludo de parte de un mosso.

Torbe dijo...

Jeje muy buenas las anecdotas, molan.
Ya veo que te lo estas pasando bomba por ahi, y esas fotos de armas que ilustran el articulo son la rision tambien jajaja. Muy bien conjuntado todo.
un abrazo

Angel dijo...

que bueno!!
Yo tengo varios amigos/as polis, guardia civiles, etc.... (ahora todos los que se dedicaban a cosas... llamemoslas... X, se hacen polis jajaja) y cuentan cada caso que te quedas looooco, jajaja
salu2

macoteca dijo...

Muy bueno jeje. No entiendo como no existen libros enteros con este tipo de anécdotas porque debe pasar cada cosa...

Futbolero dijo...

Se me está ocurriendo, que cuando acabe el periodo de colaboración con la policía, los voluntarios guiris podéis organizar un partido de fútbol contra los polis. Después para celebrarlos os vais todos a emborracharos y luego de putas.
¡Como es tradicional por esas tierras! ¡Eso crea una gran hermandad!

HerrPeter dijo...

Estoy en Lumpini que cubre hasta Sukhumwit soi 21. No dispongo de estadísticas y de haberlas, no me fiaría mucho.

HerrPeter dijo...

Aquí hay derechos también pero los delincuentes no se te suben a la chepa. Además las extradiciones se llevan a cabo. Cuento sólo lo "light" por ser lo divertido.

Sidius dijo...

Pues aqui se suben a lo mas alto de las chepas y a ver trabajo con compañeros de UCRIF (CNP) que son los que se encargan de extranjeria y me dicen que, si, que se echa a gente pero ni mucho menos a todos los que deseariamos echar.
Y como bien sabras, España se a convertido en un paraiso para el delincuente multireincidente y aqui en Barcelona no damos abasto, y tal como los detenemos y los pasamos a disposicion judicial al poco los tenemos de vuelta y algunos incluso el mismo dia.
Y estamos atados de pies y manos, pero bueno, trabajamos con lo que tenemos y lo mejor que podamos.

Koko dijo...

Hace unos años estuve de viaje por ese maravilloso país, en un hotel en Chiang Mai, me quisieron hacer el truco de los italianos y el secador. Te aseguro, q jamás he sustraido nada, el caso es que se empeñaron en q me llevaba un albornoz, y q debía de pagarlo, y q les enseñase todo el equipaje. Juegan con la prisa que tenemos los turistas en la salida del hotel, para coger algún transporte. Les dije que quería allí a la policia y q no abriría el equipaje sin estar ellos delante, y q en caso de no aparecer el albronoz, se enfretarían a mis abogados(tirada de rollo por mi parte), cerraron la factura de inmediato, y me dieron las gracias por uar su hotel, me fuí descojonado de la jeta q le pusieron al tema.

Te lo digo por q puede q sea algo habitual en los hoteles.

Un saludo, y disfruta de ese maravilloso pais!

Trabajando en una comisaría en Bangkok(11) « Porno Minchiate, Freaks e Demenzialità Erotica dijo...

[...] the original post: Trabajando en una comisaría en Bangkok(11) December 19th, 2007 | Tags: bangkok, graciosas-que, han-sucedido, una-comisar | Category: Cosa [...]

HerrPeter dijo...

En proporción, la situación de los ilegales (me niego a llamarlos: "en situación irregular") es inferior aquí. Los extranjeros se mueven por zonas muy definidas y es fácil dar con ellos. Cuando hablamos de gente importante buscada por Interpol, la cosa cambia un poquito al entrar el factor dinero. Los policías ganan aquí unos 250 euros mensuales, y obviamente, lo intentan compensar por otro lado.

Anticristo dijo...

Si tú estás en una comisaría sin ser el detenido ese debe ser un mundo al revés. ¡No me jodas!

HerrPeter dijo...

Bueno, el mundo al revés es para el detenido.

iu dijo...

Maldita sea, la marihuana más rica del mundo y la penan con cadena perpetua... que absurdo por dios...

Cliente X dijo...

Bueno, pues en primer lugar un saludo para el señor FAISÁN.

Se ve que el modus operandi de los agentes de la ley y el orden es similar sea donde sea, porque aquí muchos de tus compañeros también buscan "complementos" a su sueldo por otro lado. OBVIAMENTE :-)

(no tengo nada contra la policía, pero ya que tú lo cuentas yo lo confirmo)

Lo que admiro más que nada en el mundo de ciertos polis es esa sangre fría, ese aplomo, esa compostura... en fin, esa CHULERÍA que tienen. Menudos vaciles os marcáis, colegas. Luego por las noches no creo que ni podáis dormir de las risas que os deben entrar. Me gustaría recibir clases, lo digo en serio.

Y bueno, con el trato que se le da a los inmigrantes en los CIEs no creo que les den muchas ganas de volver a España. Además yo he visto, con estos ojitos que se comerán los gusanos, dar auténticas palizas a "sudacos" en el centro de Madrid. Y con el detenido ESPOSADO. Eso no me parece que sea muy legal ni muy divertido (para el afectado nada), pero ya que en algún comentario se despotrica tanto contra los inmigrantes vamos a dejar las cositas claras. Que siguen siendo personas y tienen sus derechos (o deberían, vaya, quizá todavía soy muy idealista).

christian martinez dijo...

que divertido espero algun dia poder ir al haven del sexo mintrastanto aprenderen mandarin o el idioma que se hable an tai saludos desde MEXICO

net dijo...

What's a good fun blogging site to use with another person?

more dijo...

I simply want to mention I'm beginner to weblog and truly enjoyed this page. Most likely I’m want to bookmark your site . You really come with terrific articles. With thanks for revealing your blog site.